El movimiento global de probono de la abogacía

Si bien la primera definición del probono de la abogacía que nos viene a la cabeza suele ceñirse a la prestación de servicios jurídicos gratuitos por parte de los abogados, lo cierto es que se trata de una práctica mucho más rica y compleja.

Esto se aprecia mucho mejor si entendemos la práctica del probono de la abogacía como parte del movimiento global de acceso a la justicia, es decir a la pretensión existente por parte de diversos operadores jurídicos en diversos países para fomentar la capacidad de las personas de hacer valer sus derecho en sede judicial. Así, se han agrupado bajo este movimiento jueces, legisladores, académicos, activistas y, como no, abogados. Todos ellos pretenden favorecer la inclusión política de los ciudadanos en el sistema de la administración de justicia. Cuando nos centramos en la tarea que aquí realizan los abogados, hablamos del “movimiento global de probono”.

Este movimiento adquiere formas diversas en los distintos países en donde se da su práctica. Esto es así debido a la cultura democrática y jurídica de cada país, a las prestaciones sociales existentes o incluso al sistema educativo. En todo caso, hay algo que caracteriza a todas estas práticas, independientemente de su diversidad. Se trata de la pretensión de extender la protección del ordenamiento jurídico a todas las personas, independientemente de sus condicionamientos económicos, sociales, culturales, políticos o de cualquier otra índole.

En algunos casos la promoción de esta protección recae en el acceso a sede judicial, en otras sobre el asesoramiento jurídico, en otras a capacitar y en otras a dar a conocer los derechos de forma genérica. Todas estas prácticas pueden denorminarse probono, ya que contribuyen a un mismo fin, que es el de favorecer que la persona conozca sus derechos, que sepa identificar un abuso y que tenga vía libre para plantear su pretensión ante el sistema de justicia. Como se ve, se trata de una tipología de prácticas heterogénea.

Es necesario aclarar, no obstante, que la abogacía ya contribuye notablemente al acceso a la justicia por parte de la población. Lo hace normalmente en términos de “mercado” ya que cliente y abogado deben acordar la prestación del servicio, tanto en términos económicos como en términos sustantivos. Tanto los términos sustantivos del caso, es decir la justicia esperable y aplicable, como los económicos dejan un amplio margen de negociación pero los segundos elevan el umbral de acceso a la justicia, excluyendo a parte de la población del acceso a la misma. De ahí la existencia de la justicia gratuita en muchos países, especialmente en el entorno europeo y también en España, con la que se trata de paliar la exclusión.

Ya que en España existe gratuidad de la justicia, que está garantizada por ley, desde probono.es proponemos que la contribución de los abogados a la inclusión política, al acceso a la justicia recaiga sobra otra práctica: la educación y la enseñanza de los valores democráticos, por ser esta la asignatura pendiente de la Constitución española. Proponemos las siguientes lecciones, que serán actualizadas y modificadas conforme nos dicte tu experiencia docentes:

Lección 1: Los derechos humanos

Lección 2: Los principios democráticos

Lección 3: La Constitución española

Lección 4: La Ciudadanía global